Estiramientos y
escuela de espalda

¡Inscríbete!

Entre todos haremos
una mejor asociación

¡Inscríbete!

Es lo que necesitas
concentración, relax, silencio...

¡Inscríbete!

Te entendemos y escuchamos
terapia grupal e individual

¡Inscríbete!

Tratamientos a tu medida
con especialistas experimentados

¡Inscríbete!

Grupo de gestión Alimentaria

Descripción de la actividad.

Las sesiones de Alimentación para la fibromialgia van dirigidas a apoyar y establecer hábitos y pautas alimenticias adecuadas y personalizadas que fortalezcan y equilibren el organismo, a través del conocimiento teórico y práctico correspondiente, aprendiendo a gestionarse y atenderse, mejorando así la condición particular y la calidad de vida.

Los grupos de trabajo son reducidos (máximo 6 personas) para poder atender adecuadamente las particularidades y demandas relacionadas con la enfermedad.

Lugar, día y horarios.

La actividad se realiza en la sede de la Asociación.

El trabajo está organizado en dos bloques, uno teórico y otro práctico. Contamos con 2  sesiones teóricas al mes de unas 2 horas de duración en las que se abordan cuestiones específicas: alimentación saludable, tipos de hábitos beneficiosos y perjudiciales, características de los alimentos, cómo atender a la condición particular, cocciones adecuadas, alimentación y las estaciones, alimentos medicamento, organizarse en la cocina…

El bloque práctico se lleva a cabo en otras 2 sesiones (2-3h de duración) en las que se elaboran recetas con las que se ponen en práctica los conceptos aprendidos y que ayudan a fortalecer el hábito del autocuidado: distintos tipos de cocciones, manipulación adecuada de los alimentos, efecto energético de los platos, actitud en el proceso, atención a la condición mientras cocino…

Objetivos de la actividad.

  • Asesoramiento para dar inicio aun proceso de desintoxicación y planificación de una práctica alimentaria que nos enseña a cocinar de modo adecuado a nuestras necesidades.

Beneficios de la actividad.

  • Se trabaja la necesidad de mantener una actitud positiva y perseverante, tanto en las sesiones de trabajo como a través del apoyo en seguimiento individual. Uno de los riesgos de padecer una enfermedad crónica, además de las posibles complicaciones de la misma, es el acostumbrarse a ella. Teniendo en cuenta el tipo de enfermedad de la que hablamos (de la que se sabe aún muy poco y para la que no existen tratamientos específicos), conseguir una mejoría, por pequeña que sea, supone un gran avance. Alimentarse adecuadamente puede contribuir a que esa mejoría se produzca.

Los comentarios están cerrados.

Agradecimiento:

Ayuntamiento de Logroño

Colaboran:

Gobierno de La Rioja

 

Fundación Cajarioja

 

Rioja Salud

 

Ibercaja Obra Social Compromiso solidario