Un cambio hacia la fisioterapia activa en la Sanidad Pública

El modelo tiene que estar centrado en el paciente y para ello es fundamental que conozca cómo funciona el dolor y tratar de manera global a la persona ya que el dolor crónico tiene problemas físicos, cognitivos, emocionales y sociales.

Por un lado, se tiene que potenciar la actividad física. Hasta hace poco se recomendaba reposo y con el tiempo se ha demostrado que a la mayoría de los pacientes les aumentaba el dolor. Pero también es cierto que hay pacientes que por sus capacidades, no están preparados para realizar el ejercicio físico y se frustran cuando les dicen que vayan a la piscina, andar, hacer yoga y en vez de ayudar el dolor aumenta. Hay que individualizar a cada paciente.

Y por el otro lado, la Medicina de Atención Primaria ha de ser el lugar adecuado para tratar el dolor crónico con enfoques activos, educación en neurociencia y dolor, que el paciente entienda cómo funciona el dolor… Es un trabajo interdisciplinar. No hay que centrarse en la intensidad del dolor si no en mejorar las funcionalidades cognitiva, emocional, física y social.

Para más información haz clic AQUI