LoveFIBRORIOJA tiene como objetivos:

  1. Mejorar la calidad de vida de los afectados, defendiendo sus derechos y reivindicando igualdad y calidad de atención, procurando y fomentando actividades paliativas y de mitigación de síntomas.
  2. Prestar atención integral a los afectados, a través de la información y el asesoramiento de recursos médicos, ayudas sociales, minusvalías, pensiones, prestando asistencia psicológica y fomentando actividades de mejora de la salud física y tratamientos rehabilitadores, para llegar a una integración social plena.
  3. Fomentar el diálogo entre los afectados, y entre estos y sus familias, creando una red de ayuda mutua que les ayude a sobrellevar adecuadamente sus dolencias.
  4. Crear un espacio de acogida, un lugar donde sentirse entre iguales.
  5. Concienciar a la sociedad en general, a las instituciones sanitarias y sociales, y a las familias de la problemática de la enfermedad, difundiendo las enfermedades y sus medidas preventivas.
  6. Crear una red de voluntariado importante para el apoyo a los afectados.
  7. Colaborar y fomentar la investigación sobre las enfermedades, origen, síntomas, consecuencias, tratamientos, prevención…

En general,

  • Mejorar la calidad de vida de los afectados.
  • Asesorar y proporcionar estrategias adecuadas para hacer frente a la enfermedad de forma activa y desde una actitud positiva.
  • Recopilar y contribuir a la difusión de información en torno a los avances en la investigación sobre fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica.
  • Divulgar la existencia de ambas enfermedades, para que la sociedad sea consciente y sensible a su repercusión en la vida de los afectados.
  • Sensibilizar a los Gobiernos y a la opinión pública acerca de los problemas que derivan de la enfermedad.
  • Colaborar con las Instituciones y responsables sanitarios en la búsqueda de soluciones.
  • Trabajar por la aceptación de la enfermedad a nivel personal con el enfermo.
  • Atender individualmente al usuario para informarle acerca de las dudas que suscita la enfermedad.
  • Fomentar el contacto con otros enfermos creando así una red social potenciando el intercambio de impresiones, actitudes y problemas que puedan surgir.
  • Asesorar acerca de recursos médicos, jurídicos y laborales.
  • Ofrecer medidas encaminadas a lograr la mayor normalización posible en el entorno del individuo.
  • Procurar todo aquello que contribuya a mejorar la salud de los afectados: cursos, grupos de terapia, actividades, charlas y conferencias, jornadas de convivencia…
  • Y un largo etcétera, pensando siempre en el beneficio de las personas afectadas por esta problemática.